Los Si y los No de una Destination Wedding

Hola! Cómo están?

Esta semana vamos a hablar de bodas de destino, o más conocidas por su nombre en inglés “Destination Wedding”. Muchos, dicen que es el sueño de toda mujer (o casi). Y por suerte, hay cada vez más parejas que se animan a hacerlo realidad.

Todas las semanas recibimos novios en nuestras oficinas para empezar a planear sus casamientos y en el 75% de las charlas, sale la posibilidad de hacer algo de destino. Muchos, optan por hacer algo más tradicional para más de 200 invitados, y otros, se animan y hacen algo diferente.

No importa si es en el interior del país, en Uruguay, en Brasil, en Europa o en el Caribe. Mientras sepas que al final va a ser celebración íntima, en un lugar especial, con (¡ojalá!) el sol brillando y (¡preferiblemente!) con vino / tragos / cervezas locales, mientras lo estés planificando y veas la logística que requiere, a veces vas a sentir que tal vez deberían haberse quedado en casa.

 

¡Pero no tiene por qué ser tan difícil! Para eso estamos los expertos. Les dejo alguno de nuestros tips de los Si y los No de las Destination Weddings

 

  1. ¿Por qué una Destination Wedding?

Puede que sepas exactamente dónde queres decir tus votos (¡seamos sinceros, todos lo pensamos!), pero elegir el destino perfecto es una tarea abrumadora: ¡después de todo, tienes todo el mundo para elegir!

Primero, se tienen que preguntar:

– ¿Hay un país que sea especial para ustedes dos?

– ¿Qué tipo de lugar te imaginas?

– ¿Qué tan importante para es el clima?

– ¿Quieren fugarse, tener una boda pequeña e íntima o asegurarte de que todos tus amigos y familiares estén allí?

 

  1. Una Destination Wedding NO es una alternativa más barata.

Una idea errónea común es que casarse en el extranjero es una alternativa más barata. Pero no es exactamente así.

Al igual que con cualquier boda, su costo total dependerá de sus preferencias y la cantidad de invitados que desee. Obviamente no va a ser lo mismo hacer una boda de destino en Mendoza para 50 invitados, que una en Bs As para 450…

A no desalentarse, siempre hay algo para cada presupuesto, solo hay que ser realista con las expectativas.

 

 

 

  1. SI avisar con tiempo la fecha

Así como es espectacular para tus invitados ser parte de un evento tan especial, las bodas de destino también son un gran compromiso para sus invitados.

Es importante enviar un Save the Date al principio del proceso de organización, sé que va a parecer que falta un montón, pero es importante para que los invitados se puedan organizar.

 

  1. NO te olvides de investigar.

Es fácil dejarse llevar por los aspectos divertidos de la organización de un casamiento, como las horas armando paneles en Pinterest (todos somos culpables), buscar el lugar, elegir el catering y, por supuesto, encontrar el vestido.

Pero, hay algunos detalles referidos a la documentación que no se pueden dejar para último momento. Y menos si se trata de un país en el extranjero.

– ¿Qué leyes locales deben conocer?

– ¿Pueden celebrar una boda legal en el país elegido?

– ¿Qué papeles se requiere y en qué marcos de tiempo?

Aunque podría ser un poco aburrido ahora, es mucho mejor descubrir estas cosas al principio.

 

  1. SI tener en cuenta las tradiciones, tanto las locales como las propias.

Hay una serie de tradiciones asociadas con los casamientos y cambian según en qué parte del mundo están. Es importante que considere cuáles de estas les gustaría tener en cuenta.

A medida que descubran las tradiciones que existen en el país de destino, es posible que quieran incluir algunas en su día para darle una diferencia única y auténtica.

Por ejemplo, si se van a casar en Italia, quizás cambien un arpista tradicional por un reproductor de mandolina cuando estés caminando al altar.

 

  1. NO subestimes la temperatura

Si tienes una boda en un destino, lo más probable es que estés soñando con un hermoso día soleado (y probablemente, playa)

Simplemente no subestimen la temperatura del país de destino y el horario a casarse. Por ejemplo, si el destino es el Caribe, piensen la ceremonia después de las 4 p.m. para que el calor no sea tan fuerte.

También es bueno advertir a los invitados para que vayan vestidos de manera acorde.

Y como siempre, es indispensable contar con un Plan B, en caso de que la lluvia juegue una mala pasada.

  1. SI crear un sitio web del casamiento.

Una de las mejores cosas que puede hacer para una Destination Wedding es crear un sitio web para bodas; hay muchas herramientas que te permitirán hacerlo gratis.

Es el lugar perfecto para:

– Detalles de la boda

– Sugerencias de alojamiento

– Empresas de alquiler de coches

– Cosas que hacer en la zona

– Leyes locales que sus invitados deben conocer

– Tu lista de regalos

 

  1. NO descartar proveedores de tu país local.

Puede que tengas un fotógrafo en mente del cual siempre amaste si trabajo, pero ahora te estás casando en el extranjero y no podrías contratarlo…

Mal … te sorprendería cuántos proveedores están dispuestos a viajar.

Por supuesto, no es práctico hacerse cargo de todos, y en algunos casos utilizar proveedores locales es simplemente más fácil (como por ejemplo DJ, Ambientación, pelo y make up) pero si realmente les gustan algunos proveedores en particular y están dispuestos a cubrir sus gastos de viaje… todo lo que tiene que hacer es preguntar.

  1. Si contratar a un organizador

Ok, quizás acá soy poco parcial, porque pensamos que en la mayoría de los eventos son indispensables los organizadores… Pero en una boda de destino es incuestionable.

Vas a encontrar algunos Event Planners que trabajan en varios destinos, como es nuestro caso, o también podes buscar uno en el destino dónde vayas a realizar la boda.

La diferencia? Si lo tenes cerca, vas a poder estar en contacto de una forma más fluida y el será el encargado de viajar a resolver alguna cuestión en caso de que haga falta. Si contratas uno local, seguramente sea un poco más económico, pero también es probable que lo conozcas el día de la fiesta.

  1. NO te olvides de divertirte

Este es el día de su casamiento.

Sin duda lo imaginaron muchas veces a lo largo de los años, así que ahora que llegó, disfrútelo.

El proceso de planificación es tan importante como el día en sí; hagan una ocasión de cada una de las etapas, como comprar los anillos, elegir el menú, etc.

Sin darse cuenta estarán creando recuerdos que recordarás con tanto cariño como el día de la fiesta en sí.

 

Imágenes: Amy And StuartInfraordinario StudioFacibeni FotografiaAljosa Videtic PhotographySidney Diongzon Film & Photography ,Aljosa Videtic Photography , Craig BruceDY Wedding PhotographyFrancesco De Tito